Financiado por:
 

 
Financiadores Asociados:

En el marco del Proyecto "Adaptación al cambio climático en comunidades andinas bolivianas que dependen de glaciares tropicales"


 

Ejecutado por:


 
 
Noticias
 

A comienzos de Septiembre se desarrolló el “II Encuentro Internacional sobre Cambio Climático y Retroceso de Glaciares” de los Parques Nacionales Andinos Lauca – Chile, Vilacota – Perú y Sajama – Bolivia en este último tuvo lugar dicho evento, los participantes trabajaron en mesas enfocadas a diferentes temáticas y, redactaron una Declaración ...... Leer Mas


 
 
Documento sin título
 
 

La mayoría de los glaciares tropicales del mundo se encuentran en las montañas del Perú (70%), Bolivia (20%) y Ecuador (4%) (Vuille et al., 20087). Debido a su latitud geográfica, este tipo de glaciares son particularmente vulnerables a los aumentos de temperatura. Durante los últimos años, el cambio climático está provocando una elevación del punto de congelación, aspecto que coincide con el calentamiento de la troposfera alto Andina, (Francou et al. 2003). Esta situación, conduce a una reducción en el albedo y a una mayor absorción de radiación en la superficie solar (Giorgi et al. 19979). A diferencia de las cordilleras de latitudes medias, como los Alpes, las estaciones de ablación y acumulación coinciden en los Andes, lo que impide el desarrollo de una capa de nieve estacional de larga duración (Vuille et al. 2008). Como consecuencia, se ha visto un retroceso de los glaciares tropicales del mundo a lo largo de las últimas décadas. Como ejemplos críticos en Bolivia, varios glaciares pequeños prácticamente han desaparecido y aquellos grandes como el Illimani y el Sajama han retrocedido un 10% en 20 años (1985-2006).

Este fenómeno traerá serías consecuencias en el abastecimiento de agua, que afectará principalmente a las comunidades indígenas aledañas a los glaciares, como las que se encuentran cercanas a los nevados Sajama e Illimani. Estas poblaciones dependen del agua que viene de los glaciares para su subsistencia y la producción de sus cultivos. El cambio climático representa una nueva amenaza para este tipo de agricultura, ya que las presiones relacionadas con el clima han aumentado y seguirán aumentando en los Andes. Esta situación está provocando modificaciones en el uso de la tierra, en los sistemas de producción, en los conocimientos indígenas de ambos sexos, en los mecanismos de afrontamiento y en las estrategias de subsistencia, debido al incremento de la variación e imprevisibilidad climáticas año tras año. Asimismo, es probable que la frecuencia de los eventos extremos sea más evidente en grandes altitudes que en zonas bajas, lo cual implica pérdidas distribuidas inequitativamente entre y dentro de las familias con mayor fuerza en los grupos vulnerables. La producción tradicional y la capacidad de gestión en los Andes se encuentran altamente perturbadas por las nuevas condiciones, tanto climáticas como socio-económicas. Con temperaturas más elevadas, el Cambio Climático permite el crecimiento de nuevos cultivos, mostrando signos de adaptación autónoma. No obstante, también afecta a los suelos frágiles, aumenta la presencia de plagas y enfermedades e incrementa el requerimiento de agua (un recurso que es escaso y ya una fuente de conflictos).

Ante este contexto, desde Agua Sustentable se planteó esta iniciativa, que fue pensado en dos diferentes ecosistemas de las tierras altas. De esta manera, se asegura que el trabajo de campo y las actividades proporcionen una amplia visión sobre la variabilidad de Los Andes. Los resultados de trabajos anteriores serán combinados con nuevas evaluaciones, junto con alianzas estratégicas para producir un resultado completo. En ambas zonas, existe una alianza con la Universidad Mayor de San Andrés (actor clave en la investigación sobre el cambio climático en Bolivia) para apoyar a los asistentes universitarios de investigación a desarrollar su trabajo de posgrado dentro del proyecto.

Intranet
Diseño: Mauricio Arriaza- copyrigth 2012 Agua Sustentable